sábado, 3 de octubre de 2009

Escotilla de emergencia

No sólo eran las olas
Golpeando el casco de la nave.
No sólo el mástil
Oscilando. No sólo
La violencia del vaivén.
No sólo un timón
Sin rumbo ni coartada.
No sólo aquellos bártulos
Bailando en la cubierta.

No sólo una escotilla
Anegada de emergencia
Ni el viento ni la bruma ni las velas.

Tampoco dos amantes
Abrazados torpemente
En la oscuridad del camarote.

2 comentarios:

  1. Imagínate a esos dos pobrecitos, asustados en mitad de la tormenta, y disimulando.

    ResponderEliminar